¿Te cuesta ir al baño en Verano? Esto es lo que puedes estar haciendo mal. 6 Consejos para Mejorar

Publicidad

Durante la época de verano sois muchos los que nos hacen muchas preguntas relacionadas con el estreñimiento en verano. Cambio en nuestra residencia, demasiado calor, aire acondicionado, rutinas completamente diferentes e incluso una alimentación cuestionable. ¡Pero no te preocupes! Aquí te traemos unos hábitos que te ayudarán a mantener tu visita al baño como un reloj suizo.

Te puede interesar: ¿COLESTEROL? Estos alimentos te ayudarán a reducirlo

#1 Asegúrate de beber suficiente agua

Sí, esto parece el consejo de siempre, pero ¡es crucial! Con el calor del verano, a veces olvidamos mantenernos hidratados, y eso puede causar problemas en nuestra digestión. Bebe al menos 8 vasos de agua al día, y si te sientes aventurero, puedes añadir unas rodajas de limón o pepino para darle sabor. El agua ayudará a suavizar tus deposiciones y mejorar tu tránsito.

#2 La fibra, tu mejor amiga

La fibra es como el amigo leal que nunca te decepciona. Los alimentos ricos en fibra, como las frutas, verduras y cereales integrales, son como escobas que barren las impurezas y facilitan el tránsito intestinal. Agrégales a tus comidas, y verás cómo tu sistema digestivo te lo agradecerá con visitas al baño más regulares.

#3 ¡Muévete!

El verano es el momento perfecto para estar activo y disfrutar del aire libre. Camina, nada, haz yoga o baila. Cualquier tipo de actividad física ayudará a estimular tu sistema digestivo y promoverá la regularidad. Además, estarás quemando esas calorías extra de los helado, barbacoas y demás excesos veraniegos.

#4 No te aguantes

Si sientes la llamada de la naturaleza, ¡no te hagas el valiente! Retener las ganas de ir al baño solo empeorará las cosas. Escucha a tu cuerpo y date el tiempo necesario para realizar tus necesidades. En un apuro, recuerda nuestros consejos de localizar un baño cercano y respetar el entorno.

#5 Rutina de baño relajante

Crea un ambiente relajante en tu baño para que las visitas sean menos tensas. Coloca plantas, velas aromáticas y música suave. A veces, el estrés y las prisas pueden afectar nuestras visitas al baño, así que tómate tu tiempo y disfruta de unos minutos de paz.

#6 Beneficios de los alimentos veraniegos

El verano trae una gran variedad de alimentos refrescantes y deliciosos. Aprovecha las propiedades hidratantes y digestivas de la sandía, el melón, el pepino, kiwi y las ensaladas frescas. Estos alimentos te mantendrán hidratado y favorecerán el tránsito intestinal.

No permitas que el estreñimiento te arruine el verano o te haga pasar unos días con una «carga» mayor de lo normal. Con un poco de agua, fibra, actividad física y una actitud relajada, estarás en camino hacia un baño feliz y saludable. ¡Recuerda que todos estamos en la misma situación, así que no te avergüences y sigue estos consejitos con una sonrisa!

Espero que estos consejos te sean útiles, ¡y tengamos un verano lleno de diversión y sin problemas a la hora de ir al baño! 🌞