¿Qué Desayunar? Consejos para un Desayuno Saludable

Publicidad

Es posible que mas de una vez te hayas planteado que desayunar, o que alimentos son los los más sanos para desayunar, aquí te explicamos la importancia que tiene el desayuno y que elementos debe contener.

El desayuno es considerado la comida más importante del día por una buena razón. Descubre como un desayuno saludable y equilibrado puede darte la energía y vitalidad que necesitas para enfrentarte a las actividades de tu jornada diaria. Durante el descanso nocturno tu cuerpo vacía sus reservas, lo que significa que el nivel de glucosa en sangre disminuye. El desayuno te ayuda a reponer esa glucosa y te proporciona los nutrientes esenciales que necesitas para funcionar correctamente. Un desayuno saludable también te ayuda a controlar el peso.

TE PUEDE INTERESAR Secretos para un Abdomen Plano y Tonificado: Rutina y Consejos Escrito por DeporteYNutricion10

Empezar el día con una comida equilibrada reduce la probabilidad de picar alimentos menos saludables y mantiene tu metabolismo activo.

¿Qué Desayunar? Alimentos que debes incluir

  • Proteínas: Cuando las incluyes en tu desayuno te sientes lleno y satisfecho durante horas, lo que te ayuda a controlar los atracones de comida no saludable antes del almuerzo. Opta por yogures, huevos, carne magra, leche baja en grasa y frutos secos.
  • Carbohidratos complejos: Liberan energía gradualmente, manteniendo tus niveles de energía estables durante toda la mañana. Al incorporarlos en tu primera comida te aseguras una mañana llena de vitalidad y rendimiento. Una taza de avena cocida con frutas, unas tostadas de pan integral con aguacate, un tazón de quinoa pueden ser una buena opción para incluir en tu primera comida.
  • Fibra: La fibra es la encargada de mejorar tu bienestar matutino., es tu aliada para mantener una digestión eficiente, evitando el estreñimiento, y saciedad duradera, evitando los antojos y tentaciones no saludables. Siempre que sea posible elige alimentos integrales en lugar de refinados. Por ejemplo, avena integral en lugar de avena instantánea y pan integral en lugar de pan blanco. Agregar frutas como las manzanas, peras o bayas te proporcionaran una dosis de fibra y sabor natural.
  • Vitaminas y minerales: Desempeñan un papel crucial para tu bienestar. Incorporarlos en tu desayuno puede marcar la diferencia. Las vitaminas y minerales respaldan funciones
    corporales vitales, desde el sistema inmunológico hasta la salud de la piel y los huesos. Un desayuno balanceado puede ayudar a prevenir deficiencias comunes, como la falta de hierro o de vitamina D. Frutas frescas, productos lácteos o huevos nos ayudan a mantener a raya esas necesidades.
  • Grasas saludables: Son esenciales en un buen desayuno, proporcionan energía y realzan el sabor de las comidas, además controlan nuestra salud cardiovascular y facilitan la absorción de nutrientes. Es una gran opción para mantener un buen equilibrio nutricional. Aguacates, frutos secos, Salmon, aceite de oliva, aceitunas y huevos son una excelente fuente de grasas saludables.

Un desayuno saludable es tu primer paso hacia un día exitoso. Aporta energía, control de peso, concentración y nutrientes vitales. Invertir en un desayuno nutritivo es una inversión en salud a largo plazo.